Alerta Laboral

Publicado el 24/07/2019

Áreas de Práctica: Laboral, Previsional y Migratorio

LOS EMPLEADORES DEBERÁN SEGUIR EL MISMO PROCEDIMIENTO

REGULADO PARA EL DESPIDO PARA IMPONER OTRAS SANCIONES

 

 

Mediante la Casación Laboral Nº 4494-2017 Lima, la Corte Suprema analizó si los empleadores pueden, en ejercicio de su facultad sancionadora, imponer una sanción disciplinaria de amonestación o suspensión sin seguir un procedimiento previo que le permita al trabajador ejercer su derecho de defensa.

 

La Corte Suprema advirtió que la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, aprobada por D.S. 003-97-TR no regula un procedimiento para la imposición de una medida disciplinaria de amonestación o suspensión, sino solo para el despido (que requiere la imputación por escrito de la falta, y el otorgamiento de un plazo de 6 días para que el trabajador pueda formular sus descargos). Sin embargo, consideró que la facultad sancionadora del empleador no puede ser ejercida de manera indiscriminada o irrazonable, ni puede significar el desconocimiento de los derechos constitucionales del trabajador, como es el derecho a la defensa.

 

Por ello, la Corte Suprema concluyó que, al imponerse una sanción disciplinaria (diferente al despido) a un trabajador, se debe seguir un procedimiento similar al previsto para el despido, a pesar de que no esté previsto taxativamente en nuestro ordenamiento jurídico.

 

En caso tenga alguna consulta, puede contactar con Víctor Ferro (vferro@rubio.pe); Sandro Núñez (snunez@rubio.pe); o Armando Gutiérrez (agutierrez@rubio.pe).